10 consejos para una Navidad saludable

¿Es posible mantenerse saludable durante la Navidad? La respuesta es sí. Aquí tienes cómo hacerlo:

Ya ha llegado esta época del año otra vez: la temporada de los caprichos. Pero aunque la Navidad es un gran momento para comer, beber y ser feliz, no abusar de los caprichos es la clave para mantenerse alejado de la depresión del día después y del pánico a perder peso en Año Nuevo. Para disfrutar de las fiestas sin ningún impacto negativo para tu salud (y tu cintura), hemos recopilado algunos trucos para disfrutar de una Navidad más saludable.


1.Sigue un plan

Al leer este artículo, ya has decidido mantenerte más sano esta Navidad. ¿Pero qué pasa cuando estás en frente del buffet de la fiesta? Planea comer solo algunos productos de tus comidas favoritas, por ejemplo, digamos unos seis. Si sabes que el pastel de chocolate de Navidad de tu tía Carmen va a estar deliciosamente rico, come menos tentempiés. Si te centras en los mejores productos y en los más deliciosos y te los comes de manera consciente, disfrutarás más de tus elecciones, en lugar de comer un poco de todo y sentirte culpable después.


2.Desayuna

Ya conoces el marcador: ahorrarás calorías para la gran cena de Navidad o la fiesta de después, solo para sentarte con la sensación de hambre y devorarlo todo en dos minutos. En lugar de eso, comienza el día con un gran bol de copos de avena. Estabilizarás los niveles de azúcar en la sangre y evitarás el aumento de apetito más tarde, durante el día. De esta manera, estarás hambriento pero no tanto como para atragantarte.


3.Saca tiempo para hacer ejercicio

No es necesario que te comprometas a practicar horas de ejercicio durante las ajetreadas vacaciones pero puedes mantener tu peso si entrenas un poco durante la semana. Cada entrenamiento puede durar tan poco como 15 minutos, pero si lo das todo, quemarás calorías y mantendrás el peso para el Año Nuevo. No te dejes llevar por el sofá todo el día. Las caminatas de invierno con la familia son una forma refrescante de acelerar la digestión después de una gran cena.


4.Hidrátate

Vino caliente, cava, Baileys,... Se puede beber mucho durante la temporada festiva, pero eso no significa que tengas que bebértelo todo. La cantidad de alcohol ingerido y las calorías pueden acumularse durante la Navidad así que trata de controlar lo que estás bebiendo y bebe mucha agua entre las bebidas alcohólicas. Antes de ir a una fiesta con buffet y bebidas alcohólicas, toma dos vasos de agua y bebidas alternativas sin alcohol cuando estés allí. Quédate con las bebidas de color más claro que tienden a ser más bajas en subproductos químicos y disminuyen la resaca del día siguiente.


5.Hazlo por las fiestas no por la comida

Disfrutar las fiestas que se alargan y las cenas de Navidad con amigos y familiares requiere una gran parte de la Navidad, pero no tienes que preocuparte por este motivo. No te empaches tanto y come más conscientemente, involucrarás a tu cerebro y mantendrás tu mente activa. Reúne a la familia para jugar al Trivial Pursuit o a las adivinanzas cuando sientas la necesidad de masticar algo. Si eso no es posible, tómate un descanso y organiza tus pensamientos con una simple meditación. Siéntate cómodo con la columna vertebral recta y ajusta tu respiración hacia adentro y hacia afuera a través de la nariz.

Categoría Etiquetas