5 maneras de implementar una nueva rutina en tu vida

Cambia tus hábitos, cambia tu vida.

"La motivación es lo que te impulsa a empezar. El hábito es lo que te hace seguir adelante"
El legendario atleta Jim Ryun dijo estas famosas palabras. Pero en primer lugar ¿de dónde sacas la motivación? Todos queremos llenar nuestra vida con actividades más positivas y saludables - desde el ejercicio y la meditación hasta dormir lo suficiente y alimentarse con productos integrales.

Implementar nuevas rutinas en nuestra vida puede ayudarnos a distinguir lo que es importante, perseguir metas, dejar de procrastinar, ser más saludables e incluso ayudarnos a vivir más tiempo. Aquí tienes algunas maneras de actualizar tu rutina diaria y comenzar a conseguir esos objetivos.


1.Averigua lo que te importa

¿Qué te preocupa? Comienza tu día con una intención o mantra para poner tu mente en un estado positivo de inmediato y ayudarte a lograr ese enfoque de tipo láser. Pregúntate a ti mismo: "¿En qué dejaré de centrarme al hacer esto?". Una vez descubras lo que es importante y lo que no – la concreción de los nuevos hábitos se hará cargo del resto.


2.Controla tu tiempo

Todos somos responsables de perder el tiempo, ya sea media hora por la mañana o durante semanas enteras. Si estás dejando de visualizar en qué ocupas tu tiempo, comienza un diario durante un par de semanas, dejando por escrito de lo que haces cada hora. Se honesto, luego clasifícalo en apartados como el ejercicio, el trabajo, el estudio o ver televisión. Observa cuánto tiempo dedicas a cada categoría, dónde quieres emplear menos tiempo y a qué quiere dedicarle más.


3.No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy – Cómete una rana

No hace falta que sea literalmente. El refrán dice que si lo primero que haces cada mañana es comerte una rana viva, no te puede suceder nada peor durante el resto del día. En pocas palabras, si hay algo que estás posponiendo y evitando a través de la dilación - como por ejemplo correr por la mañana correr o hacer una llamada telefónica importante - hazlo a primera hora de la mañana y el resto del día será más llevadero.


4.Hazlo fácil

Si tu nueva rutina implica ir al gimnasio tres veces a la semana, asegúrate de que tienes listo tu equipo de deporte el día antes. Si quieres meditar todas las noches, busca un lugar tranquilo cuando llegues. Si deseas comer más saludable en el trabajo, prepara tus comidas en tuppers el domingo para tenerlo durante la semana.


5.Díselo a un amigo

Si compartes las intenciones de tu nueva rutina o meta públicamente, es más probable que consigas adeptos. Incluso puedes ir más allá e involucrarlos en tu nuevo hábito, especialmente si el objetivo es ponerse en forma. Programar una sesión de ejercicios con un amigo te hace más responsable a la hora de cancelar - una cosa es que tú abandones el entrenamiento, pero otra cancelarlo si un amigo cuenta contigo.


¡Ya estás listo para empezar tu nueva rutina!

Categoría Etiquetas