Antigravity: Libérate del estrés de la Navidad

Esta nueva generación de fitness de suspensión mezcla la filosofía del yoga estándar y las posturas con los componentes de la calistenia, Pilates, danza, artes aéreas y gimnasia.

Christopher Harrison fundó el AntiGravity como una compañía de entretenimiento a principios de los años noventa. Como el AntiGravity demostró ser muy beneficioso para los artistas que lo practicaban todas las noches, al final, Harrison se dio cuenta de que otras personas podían beneficiarse de él también. A partir de ahí, desarrolló las clases de Fitness y Yoga Antigravity, que puedes encontrar disponibles en tu Holmes Place.

Esta disciplina de fitness te permite beneficiarte de los beneficios del yoga sin el estrés o la tensión necesaria para completar las mismas tareas en el suelo. Los principios de la gravedad permiten a los participantes de este método, experimentar la descompresión física y mental, permitiéndoles ponerse en forma mientras se divierten.

Para los principiantes del yoga y cualquier persona que no esté familiarizada con el mundo del fitness moderno, lo más probable es que el AntiGravity le parezca aterrador, abrumador o incluso, imposible. Si bien es cierto que siempre resulta intimidante entrar en una nueva clase de acondicionamiento físico por primera vez, la mayoría de las personas encuentran a los instructores del AntiGravity muy accesibles, creando un ambiente relajado y amigable para probar esta nueva técnica.


El AntiGravity no es tan difícil como parece

Durante un entrenamiento de AntiGravity, realizarás jumping jacks, flexiones, sentadillas, volteretas y verticales mientras te cuelgas boca abajo desde el techo. Para la mayoría de los deportistas aéreos principiantes, estas tareas pueden parecer complicadas o incluso imposibles. Sin embargo, una vez te colocas en la hamaca correctamente, estás totalmente seguro. Mientras sigas las instrucciones del instructor, podrás completar las tareas sin ningún problema. Al principio, te sentirás dolorido después de la sesión, pero con el tiempo, desarrollarás la musculatura para el AntiGravity.


El AntiGravity consigue que hacer ejercicio sea más divertido

Muchas clases de entrenamiento e instructores se relacionan con un ejercicio serio. El AntiGravity pretende ser una experiencia relajante en la que sonrías, te rías y pases un buen momento en la clase. Los aeróbicos aéreos te ayudan a sentirte bien contigo mismo mientras olvidas las ansiedades y las tensiones de la vida cotidiana.


El AntiGravity te ayuda a combinar tu rutina

Si estás tratando de combinar tu rutina de ejercicios, aliviar el estrés durante las vacaciones o simplemente intentar algo nuevo, el AntiGravity es una gran opción. La mayoría de las personas se enganchan a sus rutinas diarias religiosamente con poca variación de un mes al siguiente. Cuando estás colgado boca abajo y te concentras en completar una voltereta o una flexión, es difícil pensar en cualquier otra cosa. Colgarte boca abajo también permite que la sangre llegue antes a la cabeza, haciéndote sentir más ligero, más alto y más fuerte cuando terminas con la sesión. Estas sensaciones pueden cambiar tu perspectiva de la vida para mejor.


El AntiGravity ofrece múltiples beneficios para la salud

El AntiGravity ayuda a cualquiera que sufra de problemas de espalda. La opción de colgarse libremente permite que la columna vertebral se alargue, hecho que resulta más eficaz que usar la tabla de inversión. El AntiGravity también ayuda a aumentar la fuerza y la flexibilidad y provoca una mayor conciencia del cuerpo, lo cual es beneficioso para todos los aspectos de la vida.



Holmes Place ofrece un conjunto completo de servicios para promover un estilo de vida activo y saludable. Nos esforzamos por ayudar a nuestros clientes a priorizar el equilibrio, el apoyo, la inclusión y el progreso, minimizando el estrés y otros factores negativos. Para obtener más información sobre nuestros servicios, visita hoy mismo uno de nuestros centros.




Categoría Etiquetas