Cómo disminuir la presión arterial

Según el Observatorio Mundial de la Salud, más del 40% de la población adulta sufre de presión arterial alta o de hipertensión.

Si no se trata, la presión arterial alta puede dañar los riñones, provocar un ataque al corazón, una embolia o un fallo cardíaco. La presión arterial alta se define como el valor máximo de la presión arterial sistólica o al valor de 140 mmHg o más y/o al valor más bajo de la presión arterial diastólica o al valor de 90 mmHg o inferior. No hay cura para la presión arterial alta. Sin embargo, hay una serie de cambios en el estilo de vida que pueden reducir tu presión arterial o prevenir o retrasar el desarrollo de la hipertensión arterial. Mejorar el estilo de vida también mejora la eficacia de los medicamentos para la presión arterial.

Sigue una dieta equilibrada y baja en sal

Deberías centrar tu dieta en frutas, verduras, alimentos ricos en potasio y productos lácteos bajos en grasa y en sal. Reducir el consumo de sal reduce el riesgo de sufrir una presión arterial alta para las personas propensas a desarrollar la enfermedad y ayuda a controlar la presión arterial alta para las personas que actualmente toman medicamentos para la presión arterial y puede prevenir problemas de corazón para quienes sufren de sobrepeso.

La manera más sencilla de limitar el consumo de sal es comprar alimentos frescos en lugar de alimentos envasados o procesados. Cuando compres alimentos envasados, busca productos sin condimentos o salsas añadidas. Adquiere el hábito de leer las etiquetas de los alimentos para saber exactamente qué le estás dando a tu cuerpo. Para darle sabor a las comidas, opta por las especias o las hierbas en lugar de la sal. Si te resulta difícil reducir drásticamente la ingesta de sodio, hazlo poco a poco para que tu paladar se vaya adaptando.

Bebe con moderación

El consumo regular de alcohol puede aumentar significativamente la presión arterial. Deberías limitarte a consumir una bebida al día - en el caso de las mujeres- y dos bebidas al día - en el caso de los hombres- , ya que el alcohol afecta de manera diferente a la salud de las mujeres que a la de los hombres. Una bebida equivale a 120 ml de vino, una cerveza de 330 ml, unos 455 ml de licor de 80 grados y a unos 30 ml de un licor fuerte. Si estás hecho un bebedor empedernido, reduce el consumo de alcohol unas semanas para bajar poco a poco tu presión arterial y evitar escandalizar a tu sistema.

Mantén una rutina de ejercicio

La presión arterial suele relacionarse estrechamente con el peso. Las personas con sobrepeso son mucho más propensas a tener una presión arterial alta que los individuos con un peso saludable. Combinar una buena alimentación con una práctica regular de ejercicio te ayudará a perder peso y por lo tanto, disminuirá tu presión arterial. Los mejores tipos de ejercicio para bajar la presión arterial son: caminar, correr, andar en bicicleta, bailar y nadar. El entrenamiento de fuerza también puede ser beneficioso. Esfuérzate por mantener 30 minutos de ejercicio de cuatro a cinco días por semana, mantén una rutina regular para alcanzar un rango de presión arterial normal consistente.

Mantén tu nivel de estrés bajo control

El estrés crónico contribuye en buena manera a una presión arterial alta para muchas personas. También puede aumentar tu presión arterial cuando tu reacción frente al estrés es comiendo porquerías, beber alcohol en exceso o fumar. Ten en cuenta tus mayores factores de estrés y después trabaja para eliminarlos o reducirlos. Detecta tus desencadenantes de estrés y trata de evitarlos en la medida en la que te sea posible.

Para la mayoría de los pacientes con presión arterial alta, un profesional de la salud les recomendará recetas de medicamentos para la presión arterial además de cambios en el estilo de vida. Dependiendo de tu presión sanguínea actual y otros problemas de salud, es posible que necesites múltiples medicamentos para la presión arterial.

Holmes Place le confiere gran importancia a la salud de la mujer. Trabajamos estrechamente con nuestros socias para ayudarlas a moverse mejor, comer mejor y a sentirse mejor. Con la creación de un plan de entrenamiento que ofrece consejos para bajar la presión arterial naturalmente, nos dirigimos a todos los aspectos de la salud de la mujer para maximizar su bienestar general. Para empezar, localiza un club cercano hoy mismo.

Categoría Etiquetas