¿Cómo hacer ejercicio con tu mejor amigo?

Hay un dicho que dice: "Si tu perro está gordo, tienes que hacer más ejercicio", y no puede ser más cierto. Incluso si tu perro tiene un peso saludable, puede ser muy divertido entrenar con tu amigo peludo.

Tener un peluche con el que salir a entrenar puede darte la motivación extra que necesitas para esforzarte por tu salud y condición física un poco más. Los días en los que te sientas un poco lento, ¿cómo puedes decirle que no a esa carita peluda tan bonita? Sigue leyendo para conocer cuatro grandes actividades que tú y tu perro podéis hacer juntos para mantenerte saludable y feliz.


Excursionismo

No hay nada mejor que salir con tu cachorro a disfrutar del aire libre. El senderismo es un ejercicio fantástico porque desafía la estabilización de la musculatura de todo tu cuerpo para mantenerlo en equilibrio en terreno irregular. A tu compañero de cuatro patas le encanta ser capaz de explorar y descubrir todo tipo de olores nuevos. No dudes en establecer un ritmo que te resulte cómodo y asegúrate de llevar mucha agua para ti y para tu perro.

Remar de pie

Remar de pie ha cogido al mundo por sorpresa y ofrece un gran entrenamiento de fondo. Además de trabajar para mantener el equilibrio en la tabla, podrás comenzar a sudar y obtener un gran entrenamiento de la parte superior del cuerpo mientras remas a través del agua. Tu perro puede sentarse o estar de pie en la parte delantera de la tabla mientras remas o puede saltar y nadar a tu lado. Es posible que quieras invertir en un chaleco salvavidas de perro por si tu cachorro se cansa. Como beneficio adicional, la mayoría de las chaquetas tienen un asa en la parte posterior, por lo que es más fácil ayudarle a subir a la tabla.

Jugar a ir a buscar algo

A primera vista, esto puede parecer más una sesión de ejercicios para tu amigo de cuatro patas que para ti pero con un pequeño ajuste, ir a buscar algo puede ser muy beneficioso para tu salud y tu forma física también. Cada vez que lance la bola (o un palo o cualquier otro juguete), no te quedes ahí parado esperando a que Rover lo traiga de vuelta. Corre al lugar, lánzalo y haz unas cuantas flexiones o zancadas. Realiza cada lanzamiento para conseguir un entrenamiento equilibrado sin aburrirte. Desafíate a ti mismo para superar a tu amigo peludo!

Correr

Correr es otra gran manera de trabajar tu salud y estado físico con tu perro. Los perros salvajes se desplazan en grupo por lo que correr juntos refuerza el vínculo con tu perro. Comienza lentamente para que puedas encontrar un ritmo cómodo que os vaya bien a los dos. Si tu cachorro intenta parar y olerlo todo al principio, no te preocupes. Se acostumbrará a correr al cabo de poco tiempo, así podrás disfrutar de una experiencia más suave. Incluso puede que quieras inscribirte en una carrera local de 5k9, una carrera de 5 kilómetros que también permite participar a los perros. Tener un objetivo final te mantendrá motivado para seguir corriendo.

Visita Holmes Place para tus otros entrenamientos

Cuando el tiempo no es lo suficientemente bueno para hacer ejercicio al aire libre con tu amigo peludo, no dejes que se echen a perder tus esfuerzos para mejorar tu salud y tu forma física. En Holmes Place, tenemos todo el equipamiento moderno y las comodidades que necesitas para disfrutar del viaje.

Categoría Etiquetas