Cuatro beneficios del ayuno y con qué frecuencia deberías hacerlo

Dicen que el desayuno es la "comida más importante del día" para todos, desde nuestros padres hasta los anuncios de cereales. La comunidad del fitness y de la salud recomiendan los beneficios de esa primera comida básica - pero ¿es tan sencillo como parece?

La ciencia ha demostrado que el ayuno - es decir, omitir ciertas comidas y no comer durante un período de tiempo determinado - puede tener enormes beneficios para tu cuerpo, condición física y salud. La forma más común de este horario de comidas es el ayuno intermitente, un modelo de dieta dónde tanto puedes comer durante unas horas determinadas (por ejemplo, entre el mediodía y las 8), como saltarte dos comidas un día de la semana, dejando de comer 24 horas.

Entonces, ¿Cómo funciona el ayuno puntual? ¿Y por qué es bueno para nosotros? Aquí tienes cuatro grandes beneficios del ayuno:


1.Quema grasas

Cuando comes, tu cuerpo lo procesa horas siguientes. Quema la energía de lo que has consumido, principalmente la glucosa de la sangre o el glucógeno de tus músculos e hígado, en lugar de la grasa que has almacenado. Durante un estado de 'ayuno', no hay comida para usar como energía, por lo que es más probable que extraigas la energía de la grasa de tu cuerpo. Para acelerar el proceso de quemar la grasa, practica ejercicio! Con la glucosa y el glucógeno en segundo plano, tu cuerpo se verá obligado a tirar de más energía de la única fuente disponible - la grasa de tus células.


2.Acelera el metabolismo

Restringir la comida durante cortos periodos de tiempo puede mejorar tu salud metabólica. Se sabe que el ayuno intermitente es más eficaz que la restricción de calorías a largo plazo. Ayuda a tu cuerpo a eliminar los desperdicios y las toxinas que se acumulan con la comida habitualmente limpiando tus órganos internos para un metabolismo más rápido. El ayuno es especialmente beneficioso para aquellas personas con sistemas digestivos lentos: le da a un descanso tu vientre e intestinos cuando paras comer, ayudando a regular su función intestinal.


3.Mejora los hábitos alimenticios

¿Cuándo ha sido la última vez que has sentido hambre de verdad? Para muchos, los retortijones de hambre pueden ser antojos psicológicos, en lugar de señales reales del cuerpo. Ayunar regularmente puede ayudar a cambiar tu actitud hacia la comida, determinando lo que tu cuerpo realmente necesita para funcionar. Sentirás hambre de verdad en el estómago durante un ayuno y cuando comas, te sabrá mejor que antes.


4.Mejora el sistema inmunológico

El poder del ayuno fue investigado por científicos de la Universidad del Sur de California, quienes vieron que hacer un descanso de comidas durante tan sólo tres días puede regenerar todo el sistema inmunológico. Dejar sentir hambre al cuerpo impulsa a las células madre en la producción de glóbulos blancos nuevos para que luchen contra las infecciones. Las partes viejas o dañadas del sistema inmunológico se eliminan durante el ayuno, y los estudios han demostrado que ayunar durante 72 horas es suficiente para ayudar a los pacientes de cáncer a protegerse de los efectos secundarios de los tratamientos de quimioterapia.

Categoría Etiquetas