Desintoxicación segura en enero para arrancar este 2018

¿Es hora de desintoxicarse? Creemos que sí. Todo el mundo habla de desintoxicarse en enero y están dispuestos a hacerlo.

Desde las empanadas de carne hasta el vino caliente, tu cuerpo se enfrenta a una serie de pecados cometidos durante el período de Navidad. Y existen muchas probabilidades de que tu rutina de ejercicios haya desaparecido estas fiestas también.

Pero tras cada una de estas buenas intenciones de limpiar nuestro cuerpo y transformar nuestra dieta, recibimos otra nueva moda para desintoxicarnos. Olvídate de la restricción extrema de calorías y de eliminar completamente los grupos de alimentos - aquí tienes este plan de desintoxicación para que te pegues a él como una paparra durante el mes de enero.


Un mes sin alcohol

Nuestro hígado es esencial para digerir los alimentos, desintoxicarnos y equilibrar las hormonas. Todos somos conscientes del vínculo entre el alcohol y las enfermedades del hígado - y darle a nuestro hígado unas vacaciones sin alcohol se ha convertido en algo habitual para muchas personas. New Scientist estudió que un "enero seco" puede tener algún beneficio para nuestra salud y encontró que los 10 periodistas que se abstuvieron de beber alcohol durante un mes disminuyeron su nivel de grasa en el hígado, así como el de colesterol y el de glucosa en sangre.


Deshazte de los azúcares añadidos

Disminuir el azúcar en la dieta puede hacer maravillas para tu cuerpo – te ayuda a perder peso, a disminuir la presión arterial, el colesterol y las posibilidades de desarrollar diabetes. Elimina los azúcares añadidos – los existentes en la mayoría de postres, dulces, chocolates, bebidas gaseosas e incluso el de aquellos alimentos en los que no creas que haya azúcar como la salsa para la pasta - es una buena manera de desintoxicar tu cuerpo. Para contrarrestar esos antojos dulces, intenta dippear trocitos de manzana con mantequilla de nuez o cubre el yogur griego con arándanos, miel y canela.


Almacena alimentos integrales

Los zumos depurativos puede ser una tentadora respuesta para un mes indulgente. Sin embargo, pueden dejarte hambriento, agotado de energía y la verdad es que no son sostenibles. Para asegurarte de que estás consumiendo los nutrientes adecuados, trata de comer abundantes grupos de alimentos distintos, incluyendo verduras, frutas, pescado, nueces, semillas, carne magra y granos integrales. Y no te asustes de las grasas saludables – el aguacate triturado en una tostada es bueno para ti, no te dejará con hambre y es un desayuno al que no renunciarás en febrero.


Mantente hidratado

Nunca subestimes el poder del agua. Puede ayudar a tu cuerpo a eliminar los residuos y mantenerlo a la temperatura adecuada, evita el estreñimiento y que te deshidrates. La Web MD recomienda de seis a ocho vasos de agua u otro líquido al día. Esta cantidad puede variar dependiendo del ejercicio que hagas o del clima.


Elige un entrenamiento adecuado

Ejercitar el cuerpo durante media hora por lo menos cinco veces a la semana es la mejor manera de limpiar tu cuerpo - pero no practiques más del que tu cuerpo pueda soportar mientras te desintoxicas. ¿La solución? Adecúa tu desintoxicación a tu entrenamiento. Por ejemplo, si sus entrenamientos incluyen correr a larga distancia o nadar, vas a necesitar una ingesta de proteínas y calorías llena de pescado, frutos secos y vegetales. Por otro lado, los entrenamientos de baja intensidad como el yoga sólo necesitará de un zumo rápido para estimular y mantener tu sesión de meditación.

Categoría Etiquetas