Entrenamiento especial: Postura

Ten en cuenta la alineación y la postura de tu cuerpo para hacer un entrenamiento continuo. Tener una postura correcta influirá positivamente en todo lo que haces: en cómo corres, caminas, te sientas, trabajas y entrenas.

Para mejorar tu postura hay zonas en las que deberías centrarte a la hora de hacer ejercicio. Desarrollar y fortalecer los músculos de tu espalda te proporcionará una postura correcta a la hora de sentarte y a la hora de estar de pie. También serás menos propenso a sufrir lesiones al levantar o cargar objetos pesados.

Trabajar estos músculos también puede ayudarte a prevenir el dolor de espalda común que a menudo se deriva de una simple mala postura. Después del dolor de cabeza, el dolor de espalda es a menudo el más común de dolor en los adultos. Aunque algunas de las causas están relacionadas con enfermedades específicas, otras pueden prevenirse.

¿Cómo encontrar el equilibrio cuando estás demasiado tiempo sentado?

Ir en coche a la oficina, sentarse en el transporte público, pasar largos períodos de tiempo sentado en el trabajo, incluso sentarse relajado en el sofá por la noche: estar sentado ocupa la mayor parte de nuestro tiempo y tiene un efecto contraproducente para nuestra salud.

La investigación ha demostrado los daños producidos por estar sentado durante mucho rato y las horas uno pasa en la oficina se comparan con los daños por fumar cigarrillos. Así que si es verdad que "sentarse es el nuevo fumar" deberías tomar ciertas medidas para asegurarte de que evitas el daño asociado a un estilo de vida sedentario.

Los estiramientos y el ejercicio garantizarán una postura correcta que puede servir para prevenir el dolor de espalda y promocionar un estilo de vida más saludable que también mejorará tu apariencia física y mejorará tu relación con los demás.

La manera en la que te muestres cambiará con estos sencillos ejercicios para mejorar la postura. Mantenlos durante todo el día para que estos mecanismos de corrección se conviertan en movimientos automáticos.

Obsérvate y fíjate bien en lo que necesita ser alineado y empieza.

¿Están alineados tus hombros con tu espalda, cabeza y caderas?

1.Si tienes la espalda encorvada y parece apoyarse hacia atrás, necesitas reforzar los músculos del core, los oblicuos externos y el psoas iliaco. Para ello, realiza este conjunto de ejercicios:

Ejercicio encogimiento invertido pies en fitball

postura a

Tijeras


2.Si tienes la cabeza casi siempre hacia adelante, inclinada hacia abajo, necesitas trabajar los músculos flexores del cuello con ejercicios que te permiten mejorar la función del cuello.

3.Si tienes tendencia a inclinarte hacia adelante y empujar los glúteos hacia arriba, con una inclinación frontal, necesitas fortalecer los músculos abdominales y los glúteos mayores. Fíjate en nuestros entrenamientos especiales para glúteos y abdominales e intenta los siguientes

Elevación de una pierna

postura pierna

Flexión de torso con piernas elevadas

postura b

4.Si tienes los hombros desiguales y uno está más elevado que el otro, puedes corregirlo equilibrando y distribuyendo uniformemente los esfuerzos que haces en tus movimientos diarios, tales como contestar el teléfono, llevar bolsas o levantar cosas. Para corregir esto se puede comprobar nuestro entrenamiento especial: ejercicios de hombros y de brazos.

5.Si sueles estar encorvado y tienes tendencia a tener los hombros caídos y hacia delante, tendrás que fortalecer los músculos de la espalda (ver nuestro entrenamiento especial: ejercicios para la espalda). Puedes probar algunos de estos ejercicios:

Vuelos posteriores con banda

postura con banda

Remo horizontal sentado

postura remo

Fuentes:

http://www.acatoday.org/
http://www.bodybuilding.com
http://my.clevelandclinic.org/


Categoría Etiquetas