La perspectiva médica de los suplementos deportivos

Los atletas buscan a menudo una nutrición alternativa para dar lo mejor de sí mismos, pero no todo lo que existe en el mercado es válido ni necesario para ellos.

Aquí tienes algunos consejos e información (desde el punto de vista médico) sobre lo que hay que saber sobre los suplementos de venta libre.


¿Qué son los suplementos?

Un suplemento es algo que se añade a la dieta, por lo general, para compensar una deficiencia nutricional. Idealmente, debería utilizarse como complemento a una nutrición sana y equilibrada. Los suplementos incluyen:

• Vitaminas
• Aminoácidos
• Minerales
• Plantas
• Otros vegetales

Uno de los suplementos usados de manera más habitual son los suplementos de proteínas. La proteína es un nutriente necesario que todos necesitamos para funcionar correctamente. Tanto los atletas como las personas sedentarias necesitan obtener las proteínas adecuadas. Los atletas pueden encontrar útil la siguiente información para considerar si tomar o no suplementos de proteínas:

• Los suplementos de proteínas suelen presentarse en forma de polvos, batidos o barritas. Contienen de 20 a 30 gramos (g) de proteína por porción, similar a la cantidad que contienen de 85-110 gramos de una pechuga de pollo.

• Cacahuetes, almendras y anacardos contienen más de 20 gramos de proteína por cada 100 gramos.

• El yogur tradicional tiene 7 gramos de proteína/170 gramos de porción, mientras que el yogur griego proporciona 17 gramos y el requesón, 21 gramos.


Creatina

Para algunos atletas, la suplementación con creatina mejora los ejercicios repetitivos de intensidad elevada tales como el sprint, levantamiento de pesas o deportes de potencia.

Antes de tomar un suplemento de creatina, deberías saber que:

• La creatina se almacena en el músculo esquelético y ayuda a reponer el trifosfato de adenosina durante actividades de esfuerzo máximo de corta duración.

• El cuerpo requiere alrededor de 1 gramo de creatina ingerida al día, que se encuentra en 2- 3 porciones de carne o pescado.

La abrumadora mayoría de los fabricantes de suplementos reivindicaban la formación de músculo, la pérdida de peso o la mejora del rendimiento, exagerado tras investigaciones adicionales.

Sólo hay unos pocos estudios bien controlados que apoyan los suplementos. Muchos de los estudios no tienen muy en cuenta las dietas de los individuos, así que es bastante difícil saber si los beneficios provienen de los suplementos.


Conclusión

Cuéntale a tu médico las vitaminas o suplementos que estás tomando. La conversación puede ayudar a tus médicos a entender tus preferencias y a desarrollar un tratamiento o un plan nutricional. Además, debe enfatizarse que algunos medicamentos y suplementos no van bien juntos. El Ginkgo Biloba y la Vitamina E, por ejemplo, pueden provocar hemorragias y no deberían tomarse con anticoagulantes o aspirina.

El cumplimiento de los principios fundamentales del entrenamiento, del descanso y de la nutrición, sigue siendo la mejor manera para que los pacientes tengan una forma física y una apariencia saludable.

Categoría Etiquetas