Por qué es tan dificil perder peso?

¿Por qué es tan difícil perder peso? Aquí tienes 4 barreras comunes - y cómo superarlas.

Si alguna vez has intentado perder peso, ya sabrás que no existe ningún atajo – por lo menos si lo que quieres es mantenerlo a raya para siempre. Comes bien y practicas ejercicio, pero parece que la báscula no cambia de número. No admitas la derrota todavía – entender el porqué es difícil perder peso puede ayudarte a dejar de castigarte con los contratiempos y cambiar tu actitud para perder esos kilos de más.


1.Comes bien todo el día y por la noche te excedes

Te levantas, entrenas, disfrutas de un desayuno y un almuerzo saludable sin ganas de comer comida basura... y luego viene el atardecer. La jornada laborable se acaba y a menudo seguimos con un tiempo de ocio, dónde nos excederemos con algún placer que nos dará satisfacción pero que luego nos hará sentir peor. Comer antes de acostarse puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre y la insulina, lo que hace más difícil quemar grasa. Es una trampa común y la única manera de esquivarla es entrenar a tu mente para comer para alimentarte y no por gusto.

Cómo superarlo: Si vas a comer algo que no está contemplado en tu dieta, disfruta de ello con una cantidad pequeña, como un trocito pequeño de chocolate negro y a continuación, llénate con algo nutritivo por lo menos tres horas antes de ir dormir.


2.Confías en tu fuerza de voluntad

Si dependes de tu fuerza de voluntad para perder peso, vas a encontrarte con algún obstáculo. Puedes ver todos los videos de inspiración posible, comer sano durante semanas... y después disfrutar de una pizza calórica y castigarte por haberlo hecho en un momento de bajar la guardia.

Cómo superarlo: En lugar de quedarte con esa energía negativa y el estrés de decirte a ti mismo "no puedo comer la pizza", céntrate en lo que puedes comer. Distráete de la comida "mala" con otro placer - lee, escucha música, nada, practica yoga, incluso sal a dar un paseo para distraer a tu cerebro.


3.Estás estresado

Todos sabemos que el estrés es malo para nuestra salud. Provoca dolores de cabeza, problemas digestivos, tensión muscular, problemas para dormir, depresión y ansiedad. Pero demasiado cortisol (la hormona del estrés) en el cuerpo también puede causar estragos en tu metabolismo. ¿Cómo? El cortisol le dice a tu cuerpo que reponga su energía, aumentando tu apetito y haciendo que tengas antojos de alimentos salados, dulces y de alto contenido graso con el fin de estimular a tu cerebro para liberar productos químicos de placer.

Cómo superarlo: Disminuye tus niveles de estrés con el ejercicio, durmiendo mucho, meditando, con la atención plena y cualquier otra cosa que te haga feliz (aparte de los donuts) - te resultará mucho más fácil perder peso sin que todo el cortisol controle la situación.


4.Tu vida social y efectos colaterales

No puedes controlar todo lo que te rodea. Compañeros de trabajo que traen delicias recién salidas del horno, almuerzos en restaurantes con menús terriblemente tentadores, la irresistible oferta de una copa de vino de tu mejor amigo – así es fácil caer en la tentación.

Cómo superarlo: En casa, tienes el control. Elimina de tu cocina cualquier cosa que pueda tentarte, habilita una esquina de tu casa para entrenar y deja a la vista un plato de fruta fresca en el comedor. Si pones toda tu energía también en casa y te esfuerzas para perder peso, deberías poder decir sí a esa copa de vino en casa de tus amigos.

Categoría Etiquetas