Prepárate para el verano

10 maneras de preparar la mente, el alma y el cuerpo para este verano

1.Un mantra

La primera y única regla para tener un "cuerpo de playa" es tener un cuerpo y la cabeza a la playa. Hagamos de este nuestro mantra. Ser guapo es sentirse guapo y no tenemos porqué aferrarnos a estereotipos poco realistas. (Enlaza con el artículo sobre los estereotipos de belleza).


2.Comienza a relajarte

Los días son más largos, más felices y un poco más perezosos. Esta pereza puede ser algo bueno y en ciertos momentos del día podemos disfrutar de ella. Una sensación de tranquilidad, control equilibrado y tranquilidad puede hacer que la mente deje de correr, calmarse y concentrarse. Siempre que te sientas abrumado, tómate el tiempo necesario para respirar profundamente (suena cliché pero está probado que funciona!).


3.Mantén tu rutina de ejercicios

Cuando se trata de preparar el cuerpo para el verano, tienes dos alternativas. Una es simplemente mantener tu rutina de ejercicio todo el año. La otra, es usar esta rutina como base y añadirle algo nuevo para variar un poco.


4.Algo Nuevo

El buen tiempo nos hace sentir más inspirados, creativos y atrevidos. Es buena idea hacer un seguimiento de tu progreso al iniciar una nueva actividad o desafío, así te vas animando a medida que comiences a alcanzar tus metas. Ya sea alcanzando una nueva marca personal corriendo o sorprendernos a nosotros mismos superando nuestros miedos y probando una nueva actividad (como el antigravity, terapia de inversión del yoga aéreo!). Ésta es una gran manera de seguir motivado y focalizado.


5.Lidia con las inseguridades

Es el momento perfecto para incluir ejercicios y actividades que nos pueden ayudar a sentirnos bien con nosotros mismos y un poco menos conscientes cuando llegue el momento de ponerse el bañador. Centrarnos en lo que consideramos "áreas problemáticas" puede aumentar nuestra sensación de logros y calmar los sentimientos de ansiedad derivados de no abordar nuestros problemas de frente.


6.Broncéate

Para algunos, lo mejor del verano es el resplandor dorado natural de la piel y el cabello. Pero más importante que obtener nuestra dosis diaria de vitamina D o un bronceado saludable, es asegurarnos de protegernos. Lee nuestro artículo sobre lo esencial para proteger la piel y las señales de advertencia según la Dra Thordis Berger. Recuerda que las tumbonas y las máquinas de bronceado no son una opción saludable, pero siempre se puede optar por un bronceado de spray, hecho profesionalmente en un salón de belleza o en casa. Si lo pruebas en casa, recuerda que las zonas de secado de nuestra piel (rodillas y codos, por ejemplo) absorberán más producto y corren mayor riesgo de convertirse en naranja. Hidrátate bien antes de aplicarte el producto de bronceado para reducir este efecto. Recuerda lavarte las manos después.


7.Belleza de verano

La piel y el cabello sufren mucho durante los meses de verano - tienen tendencia a secarse y a exponerse al sol y al daño del agua salada. Disfruta de tu propio Spa (hazlo tú mismo) para el cabello y la piel y diviértete creando productos sorprendentes con los productos naturales de tu despensa. (Enlace al ebook sobre la belleza o enlace al artículo sobre los tratamientos de belleza en verano)


8.Dieta de Verano

Durante los días más cálidos, nuestra necesidad de mantenernos hidratados aumenta naturalmente. Beber mucha agua es importante por lo que disfruta de una hidratación más deliciosa con agua con sabor hecha en casa (enlace al artículo de agua con sabor). Hay un montón de alimentos con un alto contenido en agua que pueden ser fácilmente incluidos en nuestra dieta. De la sandía al pepino, los productos frescos y deliciosos de temporada nos ofrecen innumerables beneficios.


9.Realiza cambios

Cuando las estaciones cambian, nosotros deberíamos hacerlo también. Es el momento perfecto para adaptarnos con lo que llevamos encima y también con nuestro entorno y las áreas en las que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo. Marca un día en tu agenda para hacer un inventario de tu vestuario, regalando lo que te ocupa espacio y no has usado en el último año. Esta es una buena regla para decidir con qué debes seguir y qué debes apartar. Crea una imagen mental de lo que quieres lograr, prevé el resultado final perfecto y si el objeto no se ajusta a esa visión, entonces es el momento de regalarlo.


10.Vive el presente - y revívelo

El verano generalmente significa vacaciones. Pasamos todo el año ansiando un poco de tiempo extra para pasar con nuestros seres queridos. No te dediques sólo a fotografiar y 'hacer selfies' de tu paso por el verano este año. Consigue una caja para todos tus recuerdos y guarda esos momentos increíbles que querrás recordar más tarde. Puedes llevarte a casa una concha que encontraste en la playa, una entrada de cine o incluso el corcho de una buena botella de vino que compartiste con los amigos. Todo esto puede ir directo a tu caja de recuerdos y momentos inolvidables.

Categoría Etiquetas