¿Qué pasa si te mareas mientras haces ejercicio? – según la Doctora Thordis Berger

Marearse mientras realizas ejercicio es algo que no debería considerarse normal, pero en la mayoría de los casos, no está asociado a ningún problema grave. Normalmente es consecuencia de estar poco hidratado y de utilizar técnicas de respiración inadecuadas o de tener un nivel bajo de azúcar en la sangre.

Deshidratación

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo pierde demasiado líquido y no puede reemplazarlo adecuadamente. Con cualquier tipo de ejercicio, se pierden fluidos a través de la sudoración, sin embargo, cuando pasas de una actividad física moderada a intensa, la pérdida de líquido es mucho mayor. Además de perder agua, el cuerpo suda electrolitos, especialmente sodio, que ayudan a mantener el equilibrio hídrico.
Por norma general uno bebe cuando tiene sed, pero muchos atletas no lo hacen.
Por último, ten en cuenta que la hidratación afecta al crecimiento y a la recuperación muscular y a la pérdida de peso de una manera importante.


Respiración inadecuada

Una respiración tranquila y eficaz es crucial para repartir el oxígeno que nuestro cuerpo necesita para realizar todas las funciones correctamente. Una respiración adecuada ayuda a los deportistas a hacer ejercicio más tiempo con menor esfuerzo e incluso calmar la mente.
Si estás esforzándote demasiado o no estás acostumbrado a hacer ejercicio, tu respiración puede ser deficiente y/o demasiado rápida. Esto puede provocarte mareos, debilidad o la sensación de que vas a desmayarte.
Actividades diferentes requieren diferentes técnicas de respiración. Consulta a un entrenador certificado en su campo de actividad para que te recomiende técnicas de respiración adecuadas.


Azúcar bajo en sangre

El azúcar en forma de glucosa es el combustible que nuestro cuerpo necesita para realizar la mayoría de sus funciones. Si no obtienes suficiente para comer, tu cuerpo no tendrá glucosa suficiente, un problema conocido como hipoglucemia.
Si haces ejercicio sin haber comido lo suficiente, tu nivel de azúcar en la sangre será bajo, lo que puede causarte mareos. Otros síntomas, como las náuseas, el aumento de la frecuencia cardíaca y los temblores, también pueden ocurrir. Comer por lo menos, de dos a cuatro horas antes de hacer ejercicio puede ayudarte a evitar un nivel bajo de azúcar en la sangre.


Advertencia

Si te mareas mientras haces ejercicio, para lo que estés haciendo y descansa. Mantén tu cabeza por encima del corazón. Si el mareo no se va bebiendo líquidos o comiendo algo y no desaparece después de una hora, contacta con un médico.
Busca atención médica inmediata si tiene mareos junto con uno o más de los siguientes síntomas: dolor en el pecho, palpitaciones del corazón, dificultad para respirar, debilidad, incapacidad para mover un brazo o una pierna o un cambio en la visión o el habla. Asegúrate de tratar cualquier problema recurrente con tu médico.

Categoría Etiquetas