Recetas sanas de Pascua para hacer con los niños

¡Tres recetas fáciles y saludables que les encantarán!

Ya estamos en esa época del año otra vez donde el chocolate y los dulces se convierten en los protagonistas y la casa se llena de papelitos de aluminio desechados. Con todas estas golosinas indulgentes, tratar de complacer a los niños con alternativas saludables puede ser bastante complicado. Afortunadamente, con estas recetas nutritivas, las tendrás rápido al alcance, sin mencionar la diversión que todos tendrán para prepararlas.

Sin más preámbulos: arremángate y vamos a trabajar en estos dulces placeres, garantizados para captar la atención de tu mini conejo de Pascua.


Muffins de zanahoria

Ingredientes:

  • 225gr de zanahorias ralladas
  • La ralladura de dos naranjas
  • 2 huevos
  • Una taza de azúcar moreno
  • Una taza de aceite de oliva
  • 55 g de nueces machacadas
  • 55gr de pasas
  • 150gr harina fermentante
  • 1 cucharada de café de canela
  • 1 cucharada de café de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 115gr de queso crema
  • La ralladura de un limón y una cucharada de su zumo
  • 1 taza de azúcar en polvo

Preparación:

1. Precalienta el horno a 200ºC.

2. En un bol, deja que tus hijos mezclen el aceite de oliva, el azúcar moreno, las nueces, las pasas, las zanahorias, las especias y la mitad de la ralladura de naranja. Agrega la harina, los huevos y el extracto de vainilla y luego mézclalo todo en una mezcla suave y uniforme

3. Divide la mezcla en 12 tazas para hornear y colócalas en el medio del horno durante aproximadamente 30 minutos.

4. Mientras dejas que la masa se enfríe, es hora de preparar esa sabrosa cobertura. Para una cobertura completamente saludable, decora los muffins con la ralladura de naranja restante. Para darte un gusto extra, agrega los ingredientes restantes, la ralladura de limón y mézclalo para una masa todavía más cremosa - ¡mmm!


Huevos de gallina con gelatina

A los niños les encanta Wibbly, la gelatina que se tambalea. Con todas las variedades divertidas y coloridas, es difícil creer que tiene también numerosos beneficios para la salud: aumenta el sistema inmunológico, mejora la digestión y facilita el crecimiento de la piel, el cabello y las uñas. Hemos encontrado una forma fantástica de mezclar este clásico infantil: seguro que impresionará en la mesa del domingo.

Ingredientes (para 6 huevos)

  • La gelatina favorita de tu hijo (o una mezcla de sabores para obtener diferentes colores)
  • 6 huevos de gallina
  • Aceite de oliva

Preparación:

1. Enjuaga los huevos con agua corriente y haz un pequeño agujero en la parte inferior con un cuchillo. Aumenta el diámetro girando la cuchilla hacia arriba hasta que alcance aproximadamente un centímetro de diámetro.

2. Deja que tus hijos drenen los huevos en un tazón (puedes usarlos para otra receta o preparar golosinas revueltas llenas de proteínas para otra comida fácil).

3. Limpia los huevos con agua y coloca las cáscaras en el horno a 150 ° C durante aproximadamente 10 minutos.

4. Prepara tu gelatina siguiendo las instrucciones del fabricante. Coloca los huevos en su caja de cartón con los agujeros hacia arriba. Con la ayuda de un embudo deja que tus hijos viertan la gelatina en las cáscaras de huevo vacías hasta que estén llenos. Colócalos en el congelador durante la noche o hasta que se hayan solidificado.


Polo de plátano y chocolate

Si tiene que haber chocolate (y seamos justos, es ilegal no hacerlo en Pascua), este es uno de los favoritos siempre.

Ingredientes:

  • 3 plátanos medianos maduros
  • 6 palos de madera
  • 3 cucharadas de almendras picadas, cacahuetes u otro relleno de tu elección
  • 1 barra de chocolate negro de un 65% de cacao

Preparación:

1. Pide ayuda a tus hijos para pelar los plátanos y cortarlos por la mitad. Inserta en cada mitad un palito de helado y colócalos en una bandeja.

2. Cubre los plátanos con un papel de film transparente y colócalos en el congelador durante aproximadamente 3 horas.

3. Rompe la tableta de chocolate en trocitos pequeños y derrítelo en una sartén. Mézclalo todo y viértelo en un vaso alto.

4. Sumerge los plátanos en el chocolate y muévelos para que queden cubiertos. Deja a un lado las paletas de helado y muévelas sobre las almendras o los cacahuetes en un plato poco profundo. Déjalo reposar en el congelador otros 30 minutos.


¡BUENÍSIMOS!

Categoría Etiquetas