Súper alimento en el punto de mira: Espinacas

Las espinacas son uno de los alimentos más saludables del mundo. El energizante natural preferido de Popeye es un súper alimento imprescindible.

Las verdes, brillantes y crujientes hojas de espinaca están llenas de vitaminas y de nutrientes. Además de vitamina C, K y A que promueven la salud, contienen manganeso, ácido fólico, magnesio y hierro. ¿Sabías que sólo una taza de un paquete de espinacas hervidas contiene el 12% de la dosis diaria recomendada de calcio?

Su riqueza en minerales, vitaminas y fitonutrientes (incluido los flavonoides y carotenoides) ayuda a proteger el organismo contra la inflamación y la oxidación, promueve la salud de los huesos y puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer.

La mejor manera de asegurarte de que obtienes todos sus beneficios es comiéndolas crudas o con una cocción rápida de un minuto. De esta manera sus propiedades se mantendrán intactas. Pruébalas en ensaladas, sopas o como acompañamiento.

Nos encanta esta receta salada de www.goodnessis.com y saborearla.

Pastel de dos quesos y arroz de espinacas

Ingredientes:

  • 2 manojos de espinacas frescas, cortadas en trozos pequeños o 1 ración congelada de hojas de espinacas.
  • ½ taza de arroz integral cocido (o basmati si lo prefieres blanco)
  • 125 gramos de Queso Feta desmenuzado
  • 125 gramos de queso cheddar desmenuzado
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de eneldo fresco picado (o 2 cucharaditas de eneldo seco)
  • 1 cucharada de piñones tostados (si prefieres)
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • Pimienta negra molida
  • Semillas de sésamo (puedes utilizar una mezcla de blanco y negro)
  • 6 hojas de pasta filo
  • Aceite / mantequilla derretida

Receta:

Precalentar el horno a 180 grados centígrados. Engrasa ligeramente una fuente de horno con aceite. Cuece las espinacas al vapor y retira el exceso de agua. Déjalas que se enfríen un poco y a continuación, añade el arroz. Salpiméntalo. En una taza grande, mezcla todos los ingredientes. Añade la mezcla de espinacas y arroz.

Coloca las 6 hojas de pasta filo en el plato alternando cada hoja en direcciones distintas. Úntalas con mantequilla/aceite derretido si lo prefieres (o utiliza un spray de aceite de oliva extra virgen frio prensado).

Vierte la mezcla de huevos y espinacas y extiéndelo uniformemente. Pliega los bordes de la pasta filo con aceite o mantequilla derretida. Espolvoréalo con semillas de sésamo y hornéalo durante 30 - 40 minutos o hasta que esté listo (ligeramente dorado en la parte de arriba).

Categoría Etiquetas