Superalimento: Edamame

Las vainas de soja verdes se recogen antes de madurar y se envasan con todos sus beneficios para la salud entre los que se encuentran la posibilidad de reducir los riesgos de cáncer, la osteoporosis, la inflamación, la diabetes o las enfermedades del corazón.

Como todos los vegetales y frutas, son una gran ayuda para perder peso y mantener unos niveles saludables de energía.
Una taza contiene aproximadamente 20 gramos de proteína vegetal con una gran cantidad de fibra, ácido fólico y fitoesteroles que ayudan a reducir el colesterol malo. Rico en grasas omega 3, también lo son en vitamina C, E y B6.

No contienen gluten ni colesterol y son bajas en calorías. Además de ser una buena fuente de proteínas, el edamame tiene hierro y calcio. Se puede comer solo como aperitivo o sin la vaina, salteados y repartidos en una ensalada con frijoles, como puré, cocidos con arroz o al vapor o como acompañamiento del sushi. Puede utilizarse fácilmente en sopas o guisos y es extremadamente versátil.
Hemos seleccionado una receta especial de Stacey de goodnessis.com que le aportará un sabor fresco, tierno y crujiente a tu comida.

Edamame con salsa de coco al curry

La mayoría de las tiendas de comestibles venden edamame que solo necesita ser descongelado. Para la mayoría de las recetas, el edamame congelado funciona mucho mejor y es mucho más fácil de usar. El edamame fresco es bastante difícil de encontrar pero puedes tener suerte en una tienda de comestibles asiáticos. Si lo consigues, hiérvelos de 5 a 10 minutos o hasta que estén tiernos. No los hiervas más de la cuenta porque se pondrán blandos y no quedarán tan crujientes!

He optado por utilizar edamame congelado en esta salsa aromática de coco al curry, que puede sustituirse por guisantes cuando no es temporada. Para preparar este plato, intento mantener el color verde, el sabor y los nutrientes, hirviéndolo muy poco y añadiéndolo al final, justo antes de servir. En verano me gusta añadir una mazorca cortada en tres trozos pero se puede cambiar según el momento del año.
Es importante utilizar todas las especias y molerlas ya que de esto dependerá la intensidad de sabor y el aroma del curry.

Receta:

Para 4 personas:

  • 1 cucharadita colmada de semillas de comino
  • 1 cucharadita colmada de semillas de cilantro
  • ¼ cucharadita colmada de granos enteros de pimienta negra
  • ½ cucharadita colmada de cúrcuma en polvo
  • 2 cucharadas de de aceite de coco/ghi
  • 1 guindilla seca larga (sin semillas y cortada en 3 trocitos)
  • 30gr jengibre fresco, pelado y cortado en rodajas finitas
  • La piel de la cáscara de un limón
  • 3 ramas apio/ hinojo
  • 1 moniato/calabaza mediano pelada y cortada a trozos
  • 2 patatas medianas peladas, cortadas en trocitos de 1cm
  • 1 zanahoria mediana, pelada, cortada por la mitad en trozos de 1cm
  • Un trozo de repollo picado a trozos
  • 400 ml de leche de coco de lata
  • 3 tazas de agua
  • ½ cucharada de pasta de tamarindo / jugo de limón fresco exprimido
  • 1 y ½ cucharadita colmada de azúcar moreno/azúcar
  • 1 cucharadita sal de roca
  • 1 taza de edamame congelados/frescos
  • 2 puñados/40g col rizada - quitar los tallos más gruesos, las hojas pequeñas enteras y partir por la mitad las hojas más grandes
  • ½ taza de cilantro fresco picado

Preparación:

En una cacerola pequeña tuesta las semillas de comino y de cilantro y los granos enteros de pimienta, una vez suelte su aroma, de 45 a 60 segundos, pasarlo a un mortero. Una vez frío, utiliza la mano del mortero para aplastar las especias. Añadir la cúrcuma en polvo y apartarlo a un lado.

Calienta dos cucharadas de aceite de coco en una olla grande, añade la guindilla y rehógala durante 30 segundos. Agrega el jengibre, la cáscara de limón y el apio; cocínalo durante unos minutos y añade las zanahorias, la patata, el boniato y las especias molidas y 3 tazas de agua hirviendo. Llévalo a ebullición, baja el fuego y deja que se vaya cociendo a fuego lento durante 10 minutos, añade la col y cuécelo a fuego lento durante 5 minutos más o hasta que la patata y el boniato queden blandos.

Añade la pasta de tamarindo, el azúcar moreno/azúcar y condiméntalo con sal. Apaga el fuego y mezcla el edamame, las hojas de col rizada y el cilantro, tápalo y déjalo reposar durante cinco minutos manteniendo el edamame verde y firme. Pruébalo para comprobar si necesita sal. Sírvelo con fideos o arroz y decóralo con ramitas de cilantro fresco, brotes de soja, hojas de col rizada al vapor y unos cuantas granos de pimienta molida fresca.

Si no lo sirves de inmediato, mantén el edamame aparte. Cuando esté listo para servir, calienta el curry, añade las vainas de soja verde y cuécelo a fuego lento hasta que estén tiernas.


Categoría Etiquetas