Superalimento: Las setas

Medicinales y mágicas, las setas son una fuente inagotable de nutrición. Aquí tienes el por qué:

Con tantas variedades y sabores diferentes, las setas son una gran fuente de nutrientes que pueden llevarse al plato con creatividad. Entre los muchos beneficios para la salud que ofrecen: ayudan a reducir la presión arterial, mejoran el sistema inmunológico y el sistema cardiovascular. Alguna razón hay por la que han sido fundamentales para la buena salud desde hace miles de años en Asia.

Una alternativa ideal a la carne

Las setas también pueden estimular la absorción de hierro y mejorar la salud de los huesos. Ricas en nutrientes, minerales y proteínas y bajas en carbohidratos y calorías, son un súper alimento lleno de propiedades para una vida más sana. Te ayudan a perder peso y son un sustituto increíble de la carne, al igual que las legumbres y los cereales.

Tienes mucha variedad para escoger y cada una de ellas contiene sus propios beneficios pero asegúrate de consumir solamente las que encuentras en el súper y en los mercados de confianza ya que también existen un montón de variedades peligrosas.

Cualquiera que sea tu favorita - crimini, Enoki, ostras, portobello, shiitakem champiñones - todas las setas están cargadas de nutrientes esenciales. Aumentan la vitamina D y son la única fuente de fruta o verdura con esta vitamina esencial. Como los seres humanos, las setas producen vitamina D cuando les da el sol.

Las setas tienen un nivel alto de selenio, riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), cobre, niacina (vitamina B3), potasio y fósforo. Las setas son un sustituto muy bueno cuando sales de una dieta rica en carne - ayudan a reducir la toxicidad resultante de un consumo excesivo de carne. Los veganos a largo plazo deberían consumir las setas con moderación a menos que necesiten un hongo específico para el tratamiento de una enfermedad. El consumo de setas puede ser demasiado depurativo durante la convalescencia.

Para conservar: Las setas pre envasadas deben permanecer en el paquete, pero las setas sueltas o las de un paquete abierto deben almacenarse en una bolsa de papel en el refrigerador. Esto les permite respirar para que aguanten durante más tiempo. Guardar las setas en una bolsa de plástico hace que se deterioren más rápido.

Para limpiar: Limpia las setas utilizando la menor cantidad de agua posible, porque al lavarlas, absorben el agua y diluyen la intensidad de su sabor. La mejor manera de limpiar las setas frescas es secarlas con un paño limpio o un papel absorbente un poco humedecido.

Ahora que ya estás informado, ha llegado el momento de obtener el máximo beneficio y placer del gran sabor de las setas. Por ello hemos seleccionado esta deliciosa, crujiente y sabrosa empanada de setas de Stacey de goodnessis.com.

Pastel de setas y mijo

Los sabores ricos y abundantes de las setas salteadas con manteca vegetal (ghee) son perfectos para darle vida a un reconfortante puré y cubrirlo después con avellanas tostadas y queso fundido con mucho perejil, resulta delicioso. Utiliza cualquier tipo de seta: una mezcla de salvajes, porcini, enoki, gírgolas, chanterella o incluso los marroncitos pequeños y planos.

Para que sea un plato vegano, utiliza aceite en lugar de mantequilla y sustituye el parmesano por un “parmesano de piñones”.

Para 4 personas:

Ingredientes para el puré de mijo:

  • ½ taza de mijo (lavado)
  • 400 gramos de coliflor, cortada en pedazos (descarta el tallo más grueso)
  • 3 y ½ tazas de agua
  • ½ cucharadita de pimienta recién molida
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de mantequilla

Relleno de setas:

  • 4 cucharadas de aceite de manteca/coco (separado)
  • 400 g de setas variadas (separadas)
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharada de hojas de tomillo fresco

Guarnición:

  • 1 taza de queso parmesano, rallado
  • ⅓ taza de avellanas
  • ⅓ taza de café de perejil recién picado
  • Una pizca de tomillo

Preparación:

Precalentar el horno a 180/350 ° F.
Esparce las avellanas en una bandeja de horno y hornéalas durante 8 minutos. Mientras aún están calientes, frótalas con una toalla para quitarles la piel. Es inevitable que algunas pieles no se despeguen, pero no importa. Córtalas y apártalas a un lado.

Preparar el puré de mijo:

Escurrir y enjuagar el mijo. Colocarlo en una cacerola mediana, añade la coliflor y el agua. Llévalo a ebullición a fuego alto. Tapa la olla, reduce el fuego y cocínalo a fuego lento durante 25 minutos o hasta que el mijo esté suave, esponjoso y se haya absorbido la mayor parte del líquido.

Mientras el mijo se termina de cocer, prepara las setas como se indica a continuación.

Cuando hayas terminado de cocinar el mijo, retíralo del fuego y déjalo reposar 10 minutos. Añade la manteca, la sal y la pimienta y pásalo por un pasapuré hasta obtener una crema o hazlo puré mezcla usando una batidora manual o un robot de cocina para una consistencia más cremosa.

Preparar los champiñones:

Limpia las setas y trocea o córtalas a láminas irregulares, elimina la parte más dura del tallo.

Calienta 2 cucharas de manteca o de aceite de coco en una sartén grande a fuego medio-alto. Una vez esté caliente añade la mitad de los champiñones y cocínalos unos minutos o hasta que se cuezan; tratar de no moverlos mucho para que puedan dorarse en la superficie. Sácalos de la sartén y repítelo con el resto de las setas y la manteca o el aceite. Apaga el fuego y añade sal y pimienta y una pizca de tomillo. Coloca la mezcla en una fuente de horno redonda. Cubrirla con papel de aluminio y colocarla en un horno caliente hasta que esté listo.

Montar el pastel:

Retira las setas del horno y extiende el puré de mijo de manera uniforme sobre las setas, espolvorear el queso parmesano y las avellanas por encima. Colócalo en el grill hasta que se dore. Decorarlo con perejil y tomillo y un extra de sal y pimienta. Sírvelo con una ensalada amarga, verde y aderézalo con una vinagreta de mostaza.

Categoría Etiquetas