¿Te has perdido tu entrenamiento en el gimnasio? No te preocupes – aquí tienes uno completo saltando a la cuerda en casa

Si llegas a casa demasiado tarde para ir al gimnasio, no te agobies! Busca al niño que llevas dentro y agarra una cuerda de saltar. ¿A qué estás esperando?

Si pensabas que el Running es la mejor actividad de cardio que podías hacer si de calorías quemadas se trata, piénsalo de nuevo! Saltar a la cuerda puede hacer más por ti que el mismo tiempo gastado en correr - mejora tu cardio, el equilibrio, la densidad ósea y la agilidad.

Según el Science Daily, “este ejercicio aeróbico puede lograr una combustiónde hasta 1.300 calorías por hora de actividad vigorosa, alrededor de 0,1 calorías consumidas por salto. Diez minutos saltando a la cuerda o menos puede considerarse el equivalente a correr 1,6 km en ocho minutos".


El entrenamiento de 10 minutos

10 minutos de entrenamiento en cualquier lugar - en tu sala de estar, el patio trasero o en el parque de tu barrio. Combina los beneficios del cardio de saltar a la cuerda con períodos de "descanso" en los que trabajes la musculatura del cuerpo apretando y fortaleciéndola a medida que avanzas. Asegúrate de estirar adecuadamente después. Si estás buscando quemar tantas calorías como te sea posible, trabaja con un circuito y descansa durante un par de minutos después y repite el ejercicio dos o tres veces si te atreves.

  1. Calienta saltando 1 minuto a la cuerda y continúa con una plancha de 1 minuto (para fortalecer el núcleo). (2 minutos)
  1. Salta con las dos piernas durante 2 minutos a un ritmo constante. Salta con los dos pies. No descanses. Mantén los hombros hacia abajo y usa tu muñeca en lugar de los brazos para mover la cuerda. (2 minutos)
  1. Haz una plancha de un minuto o 10 flexiones. (1 minuto)
  1. Salta con una pierna sin parar durante 30 segundos y luego cambia a la otra pierna (2 minutos).
  1. Haz una plancha de un minuto o 10 flexiones. (1 minuto)
  1. Salta (cuando apoyes un pie, levanta el otro) continuamente durante 2 minutos. Mantén las rodillas lo más alto que puedas. (2 minutos)
  1. Estira con la postura de la mariposa, con las piernas a los lados y estira los músculos isquiotibiales.
Categoría Etiquetas