Todo lo que necesitas saber sobre la testosterona

¿Nivel alto? ¿Bajo? Aquí tienes lo que necesitas saber sobre la testosterona para mantener tu salud hormonal bajo control.

Todos queremos saber qué sucede dentro de nuestro organismo. Desde los alimentos que comemos a los productos químicos como el detergente en polvo, hay una serie de factores que pueden alterar nuestras hormonas. Para entender mejor estos mensajeros químicos mágicos, primero debemos saber qué papel ocupan.

En primer lugar, la testosterona es la hormona que define al hombre y que a menudo se malinterpreta. Hemos agrupado toda la información sobre la testosterona y el papel crucial que desempeña en nuestro cuerpo para ayudarte a tener un mejor control de tu salud hormonal:


¿Qué es la testosterona?

En primer lugar, la testosterona es la hormona sexual masculina, así como un esteroide anabólico. Se asocia principalmente a las características masculinas y a su papel clave en el desarrollo de los tejidos reproductivos masculinos. Aunque los hombres la tienen en cantidades más elevadas, las mujeres también la producen en los ovarios.


¿Qué hace la testosterona?

Para los hombres, la testosterona pone en marcha el desarrollo interno y externo del feto masculino, incluyendo los testículos y la próstata. También juega un papel crucial en la pubertad masculina: el periodo de crecimiento, el aumento de la masa muscular y ósea, la aparición del vello corporal y los cambios en los genitales se deben a la testosterona. Tanto en hombres como en mujeres, la testosterona envía señales al cuerpo para generar nuevas células en la sangre para fortalecer los músculos y huesos en la pubertad. Los niveles de testosterona influyen en el deseo sexual tanto de hombres como de mujeres.


¿Por qué es importante la testosterona?

La testosterona regula muchas funciones en nuestros cuerpo, especialmente en el cuerpo masculino. Fortalece los huesos, mejora la libido y ayuda a regular la insulina, la glucosa y el metabolismo de la grasa – disminuyendo a su vez la grasa corporal. Cuanta más testosterona, más masa muscular se construye, gracias a la capacidad de síntesis de proteínas de la hormona. También se ha relacionado con una función cognitiva óptima - los investigadores incluso han comprobado que la testosterona puede combatir la depresión.


¿Cómo puede, un nivel bajo de testosterona, causar problemas?

Cuando los niveles de testosterona son bajos, pueden tener un impacto negativo en el bienestar de un hombre. La falta de la hormona T puede ocasionar un aumento de la grasa corporal, un rendimiento sexual pobre, arrugas en la piel, pérdida de vello corporal y un bajo estado de ánimo. Sobra decir que puede afectar a su condición física, apariencia, vida social y autoestima.


¿Puede causar problemas demasiada testosterona?

Si un nivel elevado de T en el hombres es natural, no tiene porqué haber ningún problema. Si un hombre utiliza esteroides anabólicos y aumenta el nivel de testosterona artificial, puede conducir a una disminución de la libido, contracción de los testículos, infertilidad, irritabilidad y crecimiento de los senos. Si el nivel de testosterona de las mujeres aumenta, puede surgir acné, vello facial y corporal, trastornos del estado de ánimo, una voz más profunda y calvicie. Si eres una mujer con niveles de testosterona elevados, deberías realizarte las prueba del síndrome de ovario poliquístico.


¿Cómo puedo mantener a raya mis niveles de testosterona?

Para los hombres, los niveles de testosterona pueden aumentar realizando ejercicio habitualmente y con los alimentos que aumentan la hormona T. Las uvas rojas, el atún, la granada y la miel pueden ayudar a aumentar la testosterona potenciando el flujo sanguíneo, combatiendo la impotencia, aumentando el deseo sexual y activando el esperma. Otro ejercicio importante para aumentar la testosterona es desestresarse. Ya sea a través de la meditación, el yoga o con unas brazadas revitalizantes, eliminar la hormona del estrés, el cortisol, puede hacer que la testosterona aumente. El ejercicio es vital para reducir la testosterona en las mujeres, así como reducir la ingesta de azúcar y carbohidratos refinados en la dieta. La insulina en estos alimentos puede conducir a la producción de hormonas masculinas en los ovarios.

Categoría Etiquetas