7 alimentos que no deberías comer si estás embarazada

Realidad vs Ficción: 7 alimentos que deberías evitar si vas a tener un bebé (y por qué)

Cuando comes para dos, la comida se convierte en una parte importante de tu vida. Pero hay algunos alimentos que deberías abandonar o reducir durante el embarazo debido a bacterias o parásitos que pueden dañar a la madre y al bebé.

Tu sistema inmunológico se ve alterado cuando estás embarazada, lo que significa que tu cuerpo tiene más dificultades para combatir las infecciones. Al igual que con todas las dietas, hay muchos mitos y consejos en Internet, de amigos o incluso extraños, sobre lo que debes y no debes comer. Lo último que necesitas cuando llevas a un bebé es el estrés de la comida, por lo que hemos descartado algunos alimentos para que los evites de una vez por todas:


1.Huevos crudos

Algunos huevos pueden estar contaminados con la bacteria salmonela, que puede causar fiebre, caer enferma y diarrea. Mantente alejada de los huevos crudos o poco cocidos, o de aquellos alimentos que los contengan, como la mayonesa y el aliño de la ensalada César. Sin embargo, los huevos no están completamente fuera de juego: la especialista en nutrición y salud infantil, la doctora Madeleine Sigman-Grant, de la Universidad de Nevada afirma: "Si los huevos están cocidos, el riesgo ya no existe".


2.Leche sin pasteurizar

Una infección común que las futuras madres deben evitar es la toxoplasmosis, que se puede encontrar en la leche y el queso de cabra o de oveja no pasteurizados. Si contraes la infección durante las primeras etapas de tu embarazo, puedes causar serios problemas de salud para tu bebé.


3.Pescado crudo y marisco

Aléjate de los restaurantes de sushi cuando haya un bebé a bordo: el pescado crudo y el marisco pueden causar intoxicación alimentaria. También deberías evitar algunos tipos de pescados debido a sus niveles de mercurio, como el atún y el pescado azul. El salmón ahumado también es problemático cuando estás embarazada: aunque en el proceso de curación se destruye la bacteria de la listeria, a veces no se calienta lo suficiente como para matarla.


4.Carne cruda y paté

Si te gustan los filetes rosados y con sangre, es mejor que te mantengas alejada de ellos durante los próximos nueve meses. La carne que están bien caliente y hecha es segura para comer, sin embargo, debes mantenerte alejada del hígado, ya que contiene altos niveles de retinol que pueden ser perjudiciales para tu bebé. El paté también puede contener listeria que puede pasar a la placenta, así como la carne curada como el jamón de Parma.


5.Frutas y verduras sin lavar

La toxoplasmosis también puede estar presente en frutas y verduras sin lavar. Si todavía no tienes el hábito de lavar tus ensaladas o refrigerios como las manzanas, ahora es el momento de comenzar. Incluso si el paquete de lechuga o espinacas dice 'listo para comer', el hecho de lavarlo de nuevo eliminará cualquier rastro posible de salmonela o de E.coli. También se deben evitar los zumos no pasteurizados, ya que no han pasado por el proceso que mata las bacterias y las toxinas.


6.Alcohol

No es ninguna sorpresa que el alcohol esté prohibido durante el embarazo. Puede afectar seriamente el desarrollo de tu bebé y provocar el Síndrome de Alcohol Fetal cuando nazca. Incluso cantidades moderadas pueden tener daños duraderos, así que mantente alejada.


7.Cafeína

Lo sentimos, amantes del café. La cafeína también debería estar limitada durante esos nueve meses especiales: niveles elevados pueden causar bajo peso en los bebés e incluso pueden causar un aborto espontáneo. Limita tu dosis de cafeína a 200 mg por día.

Categoría Etiqueta